Préstamos de piezas entre museos

Préstamos de piezas entre museos:

Con motivo de la exposición temporal que el MAN celebra para conmemorar su 150 aniversario, le han sido prestadas varias piezas. Entre ellas, este capitel del Museo Diocesano de Jaca, una muestra maravillosa de arte románico que se encontraba adosada en el ángulo noroccidental de la “lonja chica”. En estos casos, desde el museo de destino se gestionan los seguros que velarán por las condiciones de seguridad y conservación de la pieza prestada y el envío siempre se realiza con un miembro del museo origen, el “correo” que acompañará a la pieza desde su embalaje y transporte desde su ubicación original hasta el montaje en la vitrina o atril del museo de destino.

Noelia, que gestiona la misteriosa exposición del MAN en “El Secreto de Pozonegro” recibe varias piezas desde Alicante y una más muy extraña. Ademas de ser testigo de la rotura de una de ellas con consecuencias irremediables.

Descúbrelo en “El Secreto de Pozonegro” en Libro.com, Amazon, Barnes&Noble, etc.

Novela inédita por entregas

Comenzamos a publicar la novela “No te sientes de espaldas a la puerta” que descubre el orígen del conflicto que vive dentro del corazón de Lee Johnson. Una novela negra clásica emitida en un formato cómo los de antes.

Disfrutad del primer capítulo. Cada martes, en MoonMagazine.

http://www.moonmagazine.info/no-te-sientes-de-espaldas-a-la-puerta-cap-1/

La publicación esta acompañada de las ilustraciones siempre espectaculares de Josevi Blender.

Sobre el “tuitero” que vende más que Dragó

Quedo a la espera de ver cómo reacciona mi cerebro al encontrar un artículo en Facebook sobre un tuitero que vende más libros que el propio Sánchez Dragó. Y cómo se propaga cual virus silencioso a la par que se comparte una y otra vez, lamentándonos de que nosotros no podemos vivir de escribir (me incluyo en los autores que añoran dicha esperanza) y esta “gente”, sí. Pero me pregunto: ¿a qué llamamos “vivir de escribir”? a recibir un salario de unos 1500€ para ir tirando mes a mes y salir a cenar de vez en cuando? o, por el contrario, ¿”vivir de escribir” significa qué nos inviten a saraos, nos hagan entrevistas, nos adulen dejando nuestros oídos cubiertos de miel y recibamos elogios una vez y otra más cada noche al encender el ordenador?

Escribir es una disciplina artística, siempre lo ha sido. Y el artista siempre (lamentablemente) ha sido un muerto de hambre porque quién hace que su ingenio en forma de música, literatura, cuadro, etc… llegue al público ha sido una empresa, en forma de mecenas o de sociedad anónima. Una empresa. Esto me suena, no es la primera vez.

Cómo empresa, las editoriales buscan beneficios y nosotros deberíamos ser capaces de diferenciar el arte de escribir del arte de vender, que es para los comerciales. Sería maravilloso que escribiéramos por puro amor a la literatura, con nuestro trabajo “corriente” esperándonos de 9 a 5. Seria increible decir: hoy escribo un poco, mañana nada, y pasado me doy un atracón porque me da la gana y así lograr historias que salgan del corazón y no de la cartera. Sería fantástico que los escritores y escritoras fueran artistas de la palabra que naciera del alma y no de la ambición de ser famoso. Porque, quizás, eso es lo que “jode” ¿en la feria del libro de cualquier ciudad uno no es feliz cuando alguien se acerca a ver tu obra sin importar la cola que el “youtuber” de turno atesora al lado? No, uno no es feliz así. Uno quiere más: la fama de aquella que vendía una novela cada 6 segundos o la suerte de aquel que después de un premio le ha venido otro y otro más.

¿Dónde queda la literatura entonces? Autores que consagran su vida a las redes sociales con una constancia que su familia quisiera para ellos a no ser que ya no la tengan. ¿Y su obra?

Yo quiero escribir. Escribo. Y publico, tengo esa gran suerte. Pero adoro el éxito de los demás porque conozco la calidad del mío.

Por cierto, en la lista de libros más vendidos de Planeta verán una cantidad ingente de títulos de todo tipo y eso es lo maravilloso de la literatura: que es universal, para todos, de todos.

Así que yo, por que la amo y mis dedos guían las palabras que me dan la vida, seguiré escribiendo. Y me alegraré del éxito ajeno, porque conozco la calidad del mío.

David Verdejo.

¡Woods Lane al Cine!

Hace algo más de un año, el guionista argentino Oscar Plasencia contactó conmigo a través de Txaro Cárdenas, Directora de la revista cultural Moon Magazine. ¡Oscar estaba interesado en Woods Lane! y nos pusimos a trabajar. Él recibió la novela y le gustó tanto que apostó por ella (y hoy lo sigue haciendo) presentándola a diversas productoras e Institutos del Cine.

Hicimos una adaptación de la novela a territorio español, modificando ligeramente algunos aspectos culturales que hacen diferente Tejas y Badajoz, que fue el lugar elegido para situar la historia.

De aquella adaptación y el exhaustivo trabajo de Oscar, al que guardaré gratitud eterna, ha resultado el interés de dos productoras de las cuales solo puedo decir su ubicación. Una de ellas es de Argentina y la otra de México que, actualmente, esta evaluando el proyecto después de recibir toda la documentación requerida.

Es una noticia fantástica para un escritor novel y ver Woods Lane en el cine es el mejor regalo que se puede recibir. Muchas gracias a Oscar por su apoyo con este y demás proyectos en los que trabajaremos juntos y a Txaro por ser ese nexo de unión cultural tan importante y necesario.

De venta en:

gun-672129