Dos años y un respiro

Hoy he recibido mi última novela. Y me he dado cuenta que la primera se publicó hace dos años. Cinco novelas en dos años.

IMG_1202 2.jpgY es que han sido dos años muy intensos. He creado un personaje que puede formar una buena serie (Lee Johnson) en un entorno complejo como es Nueva York. He dibujado tramas históricas y misterios sobre la muerte de personajes importantes (El Secreto de Pozonegro). Comencé sumergiéndome en la calurosa y obtusa Tejas de la mano de Jimmy (Woods Lane) creando un pueblo lúgubre e inquietante y, finalmente, he novelado las atrocidades del primer asesino en serie de Francia: Henri D. Landru.

Estos dos años han pasado rápido pero necesito un respiro. No solo se han publicado estas cinco novelas, cada una en una editorial distinta, con sus correctores y editores los cuales les considero como grandes amigos. Además, he participado en varias antologías y publicado decenas de relatos que superarían las doscientas páginas si se aglutinasen en un volumen.

Creo que es hora de volver a ser lector. De volver a rebuscar en las estanterías libros que me lleven lejos y no tenga la “obligación” de sacar de ellos información para mis novelas. Obviamente, esto no significa que abandone esta profesión ahora que ya me he quitado esa manía de no llamarme a mí mismo “escritor” y poder decirlo alto y claro. Hay otra novela que está rondando editoriales y agencias y otra más que aun necesita mucho trabajo pero incluso esa última está aparcada.

Podría resumir estos años en esta maravillosa fotografía:

fb_img_1475740444369

Porque en estos veinticuatro meses he conocido gente espectacular (y otra no tanto) y grandes profesionales, he estado cerca de escritores y escritoras cuyas obras forman parte de los clásicos y otros que han conquistado las mesas de novedades con merecida victoria. He compartido tardes con blogueras, clubes de lectura, etc. gente muy diferente pero que les une una pasión común: los libros. Pero también me he llevado grandes desengaños y he leído obras donde no me encontraba entre los miles de lectores que las adoran.

Pero me gusta ser positivo y ver lo bueno de cada hecho, de las personas y si tuviera que agradecer a cada una de las que han estado a mi lado el haberme enseñado la realidad de esta profesión, no tendría espacio suficiente en este blog pero como tampoco es una despedida, simplemente os escribo porque quiero deciros que necesito descansar, parar el cerebro de fabricar historias y centrarme en una sola para trabajarla una y otra vez, pulirla y publicarla como se merece. Necesito distanciarme de ciertos elementos complejos de esta profesión que solo generan energía negativa, que te contagian esa mala savia que es el convertirse en un escritor de Best-Seller y olvidarse de lo que realmente importa, dejar de seguir a los que se creen por encima del bien y del mal una vez he tenido claro que ese no es mi camino, no es mi objetivo y no quiero ser así.

Necesito encontrar el grano entre tanta paja.

En septiembre haré la presentación de Landru y durante este mes iré subiendo postales para que os animéis a comprar la novela. ¿Y después? obviamente no me negaré a un buen contrato editorial pero ya conozco como se mueve este mundo y a quien decir que sí y a quien decir que no. Ya no tengo prisa. Ya puedo decir que “soy escritor” y eso me regala el tiempo que necesito para volver con la fuerza necesaria.

Muchas gracias por estar siempre ahí. Os adoro y pronto volveremos a vernos.

David Verdejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s